Del purgatorio a los retretes

Si bien el capitalismo global parece un molde que cae uniforme sobre todos los continentes, es casi seguro que nadie más que un japonés podría sentirse en extremo orgulloso de bautizar a su hijo como Tsutomeru (“Trabajar”).

Detalles como éste, en general sospechados en occidente, pero que no dejan de sonar “llamativos”, son los que va desmenuzando Amélie Nothomb en “Estupor y temblores”, una novela de fuerte carga autobiográfica.

La protagonista justamente se llama Amélie, una joven belga que, según confiesa, de  pequeña deseaba convertirse en Dios, pero al comprender que eso era pedir demasiado, opta por ser Jesús. No obstante, su ambición sigue ajustándose a la baja y acepta finalmente hacerse mártir. En eso está cuando llega a Yumimoto, una gran empresa japonesa, con la intención de trabajar como intérprete. Pero la caída libre sigue y se convierte en contable de la compañía, para seguir descendiendo sin freno y llegar a ser Madame Pipí, la limpiadora de retretes.

A pesar de lo cruel que pueda sonar este descenso a los infiernos, la historia está contada con ironía y humor, en una prosa sencilla y directa que hace de “Estupor y temblores” una novela que puede leerse prácticamente “de un tirón”.

Sorprenden por una parte las absurdas órdenes que recibe la protagonista, que en un primer momento llega a estar encargada de actualizar los calendarios de los empleados de Yumimoto. También llaman la atención las humillaciones y la larga y claramente demarcada cadena de dependencias existentes entre los trabajadores y las diversas jefaturas, ocupadas por seres pusilánimes o sádicos.

Punto aparte merece lo rígido de las ideas y costumbres que gobiernan la vida de los nipones, rigidez que tiene botones de muestra en el machismo exacerbado y en el febril culto al trabajo. Esto termina llenando de contradicciones la existencia: “Así pues, existía una incoherencia en el reglamento previsto para las mujeres: comportarse de un modo intachable trabajando con empeño llevaba a superar los veinticinco años siendo soltera y, en consecuencia, a dejar de ser intachable. El colmo del sadismo residía en su propia aporía: respetarlo implicaba no respetarlo”, se cuestiona Amélie teniendo en mente el caso de su superiora directa, Fubuki, quien ha podido ascender en la empresa a costa de inmensos sacrificios.

Claro que las reflexiones de la novela no sólo tienen que ver con la filosofía japonesa del trabajo, sino que también pueden extrapolarse a nuestra propia realidad en donde los medios cada vez más ocupan el lugar de los fines. “¿Y, fuera de la empresa, qué les esperaba a aquellos contables de cerebro lavado por los números? La cerveza obligatoria con colegas tan trepanados como ellos, horas de metro abarrotado, una esposa que ya duerme, el sueño que te aspira como el desagüe de un lavabo que se vacía, las escasas vacaciones en las que nadie sabe qué hacer: nada que merezca el nombre de vida”.

|

Comentarios

Conste que nunca he escrito sobre Dios, bfconoces el cerro tochamalcay de Chosica?, probablemnte me dire1s que no y que no te interesa, pero si eres un historiador te interesareda saber que el color rojo de su suelo es producto de la sangre derramada de patriotas peruanos que dieron su vida y murieron defendiendo nuestra patria contra los chilenos y nosotros somos descendientes de los cobardes que no estaban alli defendiendo a nuestro pais, si fueras un arqueologo te ensef1areda los bien conservados caminos del inca que todaveda exixten por alrededor del cerro conectando con otras provincias de Huarochiri, si fueras minero te interesaria que en sus faldas se esconden vetas de oro y que actualmente se explota en forma informal.Pero eres ignorante de lo que esconde el cerro tochamalcay, probablente ased sea tu conocimiento sobre dios, para mezclar lo humano con lo divino es que te has quedado con el conocimiento de la religif3n del bautismo o la primera comunif3n, si profundisas e investigas notaras que nada es casual en este mundo ni la energia que mueve al mundo, ni la materia que lo ocupa, un ejemplo simple, te has puesto a pensar bfpor que los humanos es la fanica especie que domina el fuego? y me1s aun, tenemos pocas probabilidades de fallar cuando le hacemos caso al corazf3n y no a la razf3n.Si lees a el Profeta Isaias muchas de las preguntas que te haces sere1n resueltas, y si quieres saber por que los humanos nos comportamos de una manera tan torpe debes leer a Siracide, busca la felicidad en este mundo acuerdate que somos el fanico esperma que vive en este mundo los deme1s se quedaron en el camino.Les saludo de todo corazf3n y Mi Dios a quien tanto amf3 los Bendiga.
Responder
Link exchange is nothing else but it is simply placing the other person's web site link on your page at appropriate place and other person will also do similar for you.
Responder
Hello to every body, it's my first go to see of this web site; this weblog contains amazing and genuinely fine stuff designed for readers.
Responder
Hi, its nice post about media print, we all be aware of media is a great source of information.
Responder
Your style is very unique in comparison to other folks I have read stuff from. Thanks for posting when you have the opportunity, Guess I will just bookmark this blog.
Responder
It is not my first time to pay a visit this website, i am visiting this web page dailly and take pleasant information from here daily.
Responder
Glad to be one of several visitants on this awesome web site :D.
Responder
You could definitely see your skills within the paintings you write. The world hopes for even more passionate writers like you who aren't afraid to say how they believe. Always go after your heart.
Responder
Yes man I listen your lecture.And being a Pakistani Muslim student , I say you are great.
Responder
This class helped me a lot!! Congralutations and thank you very much
Responder
Comment #3. Hi Tom. Interesting. We'll see how the pixels do - Tom Park
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar