Sobreviviente del rock and roll

K-Richards.jpg

Bajo el sencillo título de “Vida” (Global Rhythm Press, 2010), la biografía de Keith Richards, mítico fundador de los Rolling Stones, atenúa a ratos la mala fama del guitarrista y termina convirtiéndose en un tributo al primer rock and roll.

Escrito con la colaboración del periodista James Fox, el libro revisa diversos pasajes de la historia personal de Richards. Abarca desde su infancia como scout y niño del coro escolar en Dartford, hasta sus días de estrella internacional, con giras interminables, sustancias ilícitas a granel y encuentros y desencuentros con su “hermano” Mick Jagger.

“Vida” no se inicia de forma

(Leer más)

Las mágicas instrucciones de la ceguera

Las similitudes entre la literatura y el ilusionismo no son pocas. Una de las principales puede ser que ambas se aprovechan, para desplegar toda su imaginería y poder,  de esa extraña afición de la gente por dejarse engañar. Es sin duda una extrañísima afición que, analizada de cerca, tiene a su vez un parecido con la ceguera.

“Manual de la oscuridad” (Edhasa, 2009), la cuarta novela del español Enrique de Hériz, juega con esos dos grandes tópicos, la magia y la invidencia, cuidando en cada página de no perderse en trucos ni exhibicionismo. El resultado final muestra que el autor

(Leer más)

POESÍA CHILENA, GRANDES ÉXITOS

No estimo arriesgado decir que, sin olvidarse de Nicanor Parra, Gonzalo Rojas y  Óscar Hahn son los más reconocidos y admirados poetas vivos de Chile.

Al primero, el viejo asmático y tartamudo de Lebu, sólo le cabe la etiqueta de “gonzálico” o “rojiano”, debido a esa bendita alquimia por la cual conjuró en un registro propio lo mejor de la lírica de su generación, marcada por el surrealismo mandragórico, la poesía metafísica y la antipoesía parriana.

Hahn, en tanto, ha sido preferentemente un vate en las antípodas, primero porque creció en el extremo norte cuando sus pares generacionales se movían

(Leer más)

Del purgatorio a los retretes

Si bien el capitalismo global parece un molde que cae uniforme sobre todos los continentes, es casi seguro que nadie más que un japonés podría sentirse en extremo orgulloso de bautizar a su hijo como Tsutomeru (“Trabajar”).

Detalles como éste, en general sospechados en occidente, pero que no dejan de sonar “llamativos”, son los que va desmenuzando Amélie Nothomb en “Estupor y temblores”, una novela de fuerte carga autobiográfica.

La protagonista justamente se llama Amélie, una joven belga que, según confiesa, de  pequeña deseaba convertirse en Dios, pero al comprender que eso era pedir demasiado, opta por ser Jesús. No

(Leer más)

Wallander: Nuevas pistas sobre la novela negra

A policías como el inspector Kurt Wallander les es realmente difícil irse de vacaciones. Y es que basta apenas un llamado telefónico y tris, “un coche fúnebre está de camino para llevarse el verano”.

Todo tiene su precio, dirán por ahí, y en el fondo esa es la verdad: ser uno de los “sabuesos” más reputados de la novela negra contemporánea se paga caro. Tanto, que incluso puedes llegar a tener a un asesino serial husmeando en tu propia casa, como ocurre en "La Falsa Pista” (Tusquets), quinta entrega de la saga nacida de la pluma de Henning Mankell.

(Leer más)

No es cosa de niños

“Niños en el tiempo” (1987) consolidó a Ian McEwan como uno de los renovadores de la literatura inglesa actual y confirmó su puesto de privilegio dentro del llamado “dream team” de las letras británicas, integrado por Julian Barnes, Martin Amis y Kazuo Ishiguro, entre otros.

A partir de esta novela el autor comienza a dejar atrás el apodo de “Ian Macabro”, apelativo muy preciso si se revisan sus primeros textos, marcados por las  situaciones grotescas y claustrofóbicas en ambientes sórdidos y con personajes de obsesiones perversas.

Por el contrario, más allá del enfermizo infantilismo de Charle Darke y la precisión

(Leer más)

Y sí morir en el intento

“Que mi muerte sea tan limpia y repentina como cuando el cristal se hace añicos (…) como flor de cerezo en primavera, caigamos limpios y radiantes (…) y lo más importante, que nadie llore por mí”.

Leer los últimos testimonios de los jóvenes pilotos kamikazes estremece. Diarios o cartas que a pesar de su intensidad parecen no dar todas las respuestas respecto a un fenómeno que –como lo subraya Diego Gambetta- se ha convertido en “el acto definitorio de violencia política de nuestra época”: los ataques suicidas.

Sociólogo y cientista político, Gambetta compiló las investigaciones de “El sentido de las

(Leer más)

No contaban con su astucia

Tras su muerte, el 15 de julio de 2003, Roberto Bolaño se convirtió en mito y fenómeno literario, lo cual probablemente no debería extrañar demasiado. Y es que la vigorosa costumbre de tener a todos los muertos por buenos se extiende también a los artistas. Claro que aquel concepto de “bueno” en general muta desde su connotación moral a la estética.

Incluso así, sin embargo, la benigna suerte post-mortem de Bolaño parece no cuadrar completamente. Porque este chileno a la mexicana fue ante todo un “escritor literario”, como se dice, en un principio muy ajeno al mainstream libresco y un

(Leer más)

En el nombre de los padres

Más allá de su incorrección política al ensuciarse y salpicar a todos con el barro de la historia oculta de Estados Unidos, en “El Libro de Daniel” (1971) Edgar Laurence Doctorow presenta una novela estremecedoramente humana.

En una biblioteca universitaria, Daniel Lewin debería estar avanzando su tesis doctoral. Sin embargo, lo que escribe es el amargo relato de su infancia junto a su hermana Susan, periodo marcado por el compromiso militante de sus padres Rochelle y Paul Isaacson. Judíos pobres y comunistas, ambos morirán en la silla eléctrica sentenciados por el peor crimen contra su país: la traición.

El matrimonio

(Leer más)

Diagonales: Líneas que chocan en medio de una equis, que es el mundo

Un japonés se despanzurra las tripas con una espada samurái en medio del patio de comidas de un mall en el centro de Santiago. Un tipo recorre las calles en un taxi prestado y tiene “Smells like teen spirit” de Nirvana como ringtone en su celular. Cinco pasajeros quedan encerrados en un vagón del metro que saben les conduce a su última estación: la muerte.

Destellos de historias como éstos son los que dan vida a “Diagonales”, del joven narrador chileno Maori Pérez (1986), libro publicado en mayo bajo el sello de Editorial Cuarto Propio.

Más que una novela,

(Leer más)

Comentarios recientes

Cerrar